Título II. Miembros de la Coordinadora

CAPÍTULO I. Organizaciones miembro

Artículo 7.- Organizaciones miembro de la Coordinadora

La Coordinadora es una asociación de entidades sin ánimo de lucro compuesta por:

  • Socias: entidades de derecho privado sin ánimo de lucro legalmente constituidas e inscritas en los correspondientes registros oficiales, como asociaciones, fundaciones, federaciones de las anteriores u otras. Estas entidades serán organizaciones no gubernamentales para el desarrollo, en adelante ONGD.
  • Coordinadoras Territoriales: entidades andaluzas con ámbito territorial provincial, comarcal o local que agrupan y representan a ONGD en su respectivo ámbito territorial.
  • Entidades colaboradoras: entidades públicas o privadas que, teniendo su foco de acción en el trabajo por la justicia global y compartiendo los objetivos sociales señalados en el capítulo II, no deseen o no les sea posible ser socias de pleno derecho.

CAPÍTULO II. Socias

Artículo 8.- Requisitos de las socias

a. Poseer personalidad jurídica y capacidad legal.

b. Ser una entidad sin ánimo de lucro. En el caso de estar promovidas o participadas por otras, por ejemplo, partidos políticos, instituciones religiosas o sindicatos, deberán hacerlo constar en el momento de su solicitud. En todo caso, la entidad matriz igualmente deberá carecer de ánimo de lucro.

c. Reflejar en sus estatutos como fines de la entidad, la realización de actividades en el campo de la cooperación para el desarrollo y la solidaridad internacional, de ayuda humanitaria o de emergencia, de comercio justo o de educación para el desarrollo.

d. Respetar los derechos humanos. Aunque estas organizaciones estén inspiradas por una ideología política, religiosa o social específica, deberán estar en condiciones de garantizar en sus programas el carácter universal de la cooperación, desprovista de cualquier forma de proselitismo o discriminación. Sus propósitos, y medios para alcanzarlos, no podrán ser contrarios a los Derechos Humanos.

e. Actuar con independencia. Si ha sido creada por o a instancias de otra institución, debe estar legalmente diferenciada de ella y mantener una capacidad de decisión suficiente para no contravenir en ningún momento la visión y la misión de la Coordinadora.

f. Disponer de un grado mínimo de estructura que les permita participar en los espacios de participación de la Coordinadora, la participación activa en otras redes, el contacto y la colaboración con otras organizaciones.

g. Actuar con mecanismos claros y participativos de elección o nombramiento de sus cargos, promoviendo el objetivo de igualdad de oportunidades y de presencia equilibrada de mujeres y hombres en los nombramientos y designaciones de los cargos de responsabilidad que les correspondan.

h. Ser transparente en su política, en sus prácticas y en sus presupuestos; ello implica la obligación de publicar documentación cuantitativa y cualitativa adecuada (presupuestos y memoria de actividades), facilitar los datos que les sean requeridos para su inclusión en el directorio de ONGD de la Coordinadora y cumplir la legislación en cuanto al control externo de sus actividades y recursos, y de auditorías a las que esté sometida, de conformidad con el ordenamiento jurídico vigente.

i. Adherirse expresamente en el momento de su admisión a los estatutos, código de conducta de la Coordinadora y a los reglamentos que los desarrollan.

j. Haber transcurrido al menos dos años desde su inscripción en el registro de asociaciones o fundaciones.

k. Contar con 2 avales de organizaciones miembro de la Coordinadora.

Artículo 9.- Derechos de las socias

Las socias, gozan por el hecho de serlo, de los siguientes derechos:

a. Asistir con voz y voto a la celebración de la asamblea general, así como elegir y ser elegibles, a los órganos de gobierno en la manera dispuesta en estos estatutos y su desarrollo reglamentario.

b. Participar en cuantas actividades organice la Coordinadora en cumplimiento de sus fines.

c. Participar en los espacios de participación de la Coordinadora.

d. Disfrutar de todos los beneficios y servicios de la Coordinadora.

e. Ser informadas sobre el funcionamiento, acuerdos y actividades de la Coordinadora.

f. Ser escuchadas, mediante solicitud motivada, ante el comité ejecutivo.

Artículo 10.- Obligaciones de las socias

Son obligaciones de las socias:

a. Cumplir íntegramente los presentes estatutos, el código de conducta y el reglamento que los desarrolla.

b. Cumplir los principios, valores y fines fundamentales de la Coordinadora.

c. Aplicar y poner en práctica los acuerdos válidos de la asamblea general y las decisiones del comité ejecutivo en la medida en que les afecten.

d. Satisfacer las cuotas anuales y demás obligaciones financieras derivadas de los planes y presupuestos económicos aprobados por la asamblea general.

e. Facilitar la documentación que sea necesaria para el desempeño de las funciones propias de la Coordinadora.

f. Participar en las asambleas y en los espacios de participación de la Coordinadora.

g. Asumir las vacantes del comité ejecutivo en los casos regulados en los apartados 6 y 7 del artículo 24 de los presentes estatutos.

CAPÍTULO III. Coordinadoras territoriales

Artículo 11.- Coordinadoras territoriales

Entidades que dentro de la Comunidad Andaluza tengan ámbito territorial provincial, comarcal o local que agrupen y representen a ONGD en su respectivo ámbito territorial.

Para formar parte de la Coordinadora, estas entidades deberán reunir los mismos requisitos que las ONGD socias, teniendo los mismos derechos y obligaciones que aquellas, excepto el deber de abonar cuota anual.

CAPÍTULO IV. Entidades colaboradoras

Artículo 12.- Entidades colaboradoras

12.1. Son entidades, públicas o privadas, que teniendo su foco de acción en el trabajo por la justicia global y compartiendo los objetivos sociales de la Coordinadora señalados en el capítulo II, no quieran o no puedan ser socias. Para formar parte de la Coordinadora, dichas entidades habrán de reunir las siguientes condiciones:

a. Poseer personalidad jurídica.

b. Ser una entidad sin ánimo de lucro. En el caso de estar promovidas o participadas por otras, la entidad matriz igualmente deberá carecer de ánimo de lucro.

c. Ser transparente en su política, en sus prácticas y en sus presupuestos, sometiéndose a los controles y auditorías.

d. Desarrollar sus fines - de acuerdo con sus estatutos - en el ámbito social, humanitario y de derechos humanos (incluidos y no limitados a desarrollo y justicia global, cooperación, comercio justo, economía social, feminismo, paz, investigación, cultura, ecología, infancia, migración, voluntariado).

12.2. Para garantizar la identidad de la Coordinadora el número de entidades colaboradoras nunca será superior a un tercio de la totalidad de sus miembros.

Artículo 13.- Derechos de las entidades colaboradoras

Las entidades colaboradoras tendrán los mismos derechos que las socias, excepto:

a. El derecho a voto en las asambleas generales.

b. El derecho a elegir y ser elegibles a los órganos de gobierno de la Coordinadora.

Artículo 14.- Obligaciones de las entidades colaboradoras

a. Cumplir íntegramente los presentes estatutos, el código de conducta de la Coordinadora y los reglamentos que los desarrollan.

b. Mantener los requisitos de ingreso en calidad de entidad colaboradora e informar en caso de que estos se modifiquen.

c. Participar, apoyar y colaborar, en la medida de sus posibilidades para alcanzar la misión y la visión de la Coordinadora.

Las entidades colaboradoras están exentas de la obligación de abonar la cuota anual.

CAPÍTULO IV. Procedimiento de ingreso. Causas y procedimiento de baja de las organizaciones miembro

Artículo 15.- Procedimiento de ingreso

El procedimiento de ingreso de las organizaciones miembro estará regulado en el reglamento de procedimientos internos.

Artículo 16.- Baja de las organizaciones

16.1. Las organizaciones miembro de la Coordinadora podrán causar baja en la misma por los motivos siguientes: 

a. Por disolución.

b. Por renuncia voluntaria, acreditada por escrito al comité ejecutivo y que surtirá efectos a partir del día uno del mes siguiente a la comunicación.

c. Por infracciones graves en los supuestos previstos en el artículo correspondiente de los estatutos y de conformidad con el procedimiento sancionador establecido reglamentariamente por la Coordinadora.

16.2. La baja, ya sea voluntaria o disciplinaria, no exime de las obligaciones de pago de las cuotas debidas, incluida la del año en curso.

Espacio de Formación

Guía de EPD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín
chevron-down