INFORME SOBRE EL TRABAJO DE LAS ENTIDADES SOCIAS DE LA COORDINADORA ANDALUZA DE ONGD DURANTE EL AÑO 2016

Descargar documento
Descargar documento

Tras un paréntesis de dos años, la Coordinadora Andaluza de ONG de desarrollo (CAONGD) hace balance del trabajo de sus organizaciones socias. Esta plataforma agrupa a 65 entidades que trabajan en cooperación internacional desde Andalucía, acumulando una experiencia de más de cinco décadas de aprendizaje mutuo y acompañamiento a la población de los países del Sur en la lucha contra la desigualdad social.

El presente informe se ha elaborado a partir de los datos facilitados por 62 de estas ONGD acerca de su trabajo durante el año 2016. Comprende tanto el análisis de su labor en terreno (58 países de África, Sudamérica y Centroamérica y Asia) como información sobre su actividad en Andalucía, deteniéndose en aspectos como su implantación, su base social, las áreas de trabajo que se realizan en territorio andaluz o la implantación en la comunidad.

La CAONGD agrupa además a seis plataformas provinciales de ONGD, cuya labor no está recogida en este informe. Por otra parte, si bien estas 65 ONGD suponen un conjunto amplio y muy representativo de las ONG de desarrollo andaluzas, hay un buen número de ellas cuyo trabajo podría añadirse al que se sintetiza en este estudio, reforzando que la cooperación para el desarrollo entendida como una política social no solo está fundamentada por sus fines—con bases como la justicia social o los derechos humanos— sino también por sus resultados. Baste una cifra: más de 17 millones de personas vieron mejoradas sus condiciones de vida en 2016 gracias a la labor de estas entidades.

A lo largo del informe se realizan diversas comparativas con los resultados obtenidos en el estudio precedente.

Como avances de estas conclusiones se puede señalar un ligero aumento del número de países en los que están presentes las ONGD andaluzas; la combinación cada vez más habitual de trabajo en otros continentes con actividades de acción social en Andalucía; o la consolidación de la base social del sector. En todo caso, el estudio ofrece cifras globales, tras las que existe una pluralidad de perfiles y proyectos concretos que son muestra de la riqueza y la diversidad de las ONGD andaluzas. Y, sobre todo, hay personas, el verdadero motor de la existencia de las ONG de desarrollo.