C/ León XIII 9, bajo derecha. 41009, Sevilla.  coordinadora.andaluza@caongd.org   954 915 249

Ecuador: comunicado por las demandas populares, el fin de la represión y del estado de excepción

Ecuador

En los últimos días, el movimiento indígena y diversas organizaciones sociales de Ecuador (campesinas, feministas y de mujeres, estudiantiles, de la salud, barriales, de las diversidades sexo-genéricas, sindicales, etc.) han lanzado la convocatoria de paro nacional indefinido. Los motivos vienen gestándose desde hace tiempo y se agudizaron con la crisis estructural, la pandemia y las políticas neoliberales del actual gobierno, siendo el enorme encarecimiento de los productos para la producción (insumos agrícolas, combustible, etc.) y el consumo diario (aceite, pan, transporte, etc.) su manifestación más radical.

Tras un diálogo infructuoso con el gobierno del banquero Guillermo Lasso, diversas organizaciones (CONAIE, FENOCIN; FEINE; FENOC, etc.) lanzaron la convocatoria de paro nacional el lunes 13 de junio con una propuesta de diez puntos concretos que en estos días de movilización y discusión están siendo enriquecidos con los aportes de todes.

Al control de precios de sustentación para quienes producen y el de venta para la reproducción, se suma la reducción/congelamiento del precio del combustible y la moratoria y renegociación de las deudas que estrangulan a la producción, a las familias, a las comunidades y a las mujeres. Otro punto crucial se refiere a la inversión pública en salud, hoy por hoy desabastecida ante la indignación del personal sanitario, así como la inversión en la educación.

Detener las privatizaciones de sectores estratégicos y las políticas de precarización laboral forman parte de esta plataforma. También se exige una moratoria a la expansión de la frontera extractiva – petrolera y minera – y el respeto a los derechos colectivos de los pueblos. Las demandas culminan con el problema de la seguridad.

Este tema está íntimamente relacionado con la criminalización de las economías populares y la consecuente depauperación de jóvenes racializados que se vuelven útiles al empresariado mafioso. Como enfatizan organizaciones feministas anticarcelarias y de derechos humanos ante las masacres en las prisiones (hubo más de 350 personas asesinadas solo en el último año), la “seguridad” de estos jóvenes que engrosan la población penitenciaria es clave para un diálogo nacional que incorpore a todos los sectores empobrecidos. Las mujeres y disidencias han añadido importantes puntos que tocan la violencia, la desposesión de tierras, la maternidad obligatoria, la persecución de la migración, entre otros.

Estas y otras propuestas concretas, desatendidas por largo tiempo, que han despertado este paro en los distintos territorios rurales y urbanos, fueron anoche contestadas por parte del presidente Guillermo Lasso con un decreto ejecutivo (455). En él se instituye el estado de excepción en tres provincias que incluyen la capital, Quito (Pichincha, Imbabura y Cotopaxi).

Esto implica la intervención del ejército en la seguridad interna y la suspensión de derechos fundamentales, entre ellos el derecho a la protesta, amparado en la constitución, el derecho a de reunión y asociación, de inviolabilidad del domicilio y de libre tránsito. Una primera versión, luego retirada como un supuesto “borrador”, hablaba del uso de violencia letal por parte de las fuerzas del orden y de censura de la información.

Por más que haya sido retirado, es un indicador de la postura del “gobierno del diálogo” en este conflicto social. Junto a un endurecimiento de la represión, que ya se ha cobrado a muchas personas heridas y detenidas ilegalmente (como el propio presidente de la CONAIE) y el disparo a un vehículo de esta organización, se anunciaron algunas medidas miserables y sin garantías con el fin de frenar la protesta al tiempo que se difunde la idea racista de que los indígenas quieren destruir las ciudades, acabar con el país y amenazar la seguridad.

Ante esta situación, como personas y organizaciones, suscribimos este llamado urgente a cumplir con las demandas populares legítimas, terminar la represión y restituir los derechos garantizados en la constitución del Ecuador. Asimismo, exigimos derogar urgentemente el decreto 455.

Además de suscribir este llamado, les invitamos a realizar un corto video (30 a 40 segundos) con este mismo mensaje y que cada persona/organización lo difunda en sus propias redes con estos hashtags – para así generar de manera descentralizada un contrapeso en las redes sociales.

#NoEstadoExcepcionEcuador
#FinRepresionEcuador
#LasDemandasSonLegitimasEcuador
#ParoNacionalEC2022

ADHESIONES

En portada

También en CAONGD

Más noticias

Íledi: “Como tú, como yo”

En Andalucía, en el proyecto ‘Íledi. Juventud diversa por el derecho a la salud’ hemos aprendido mucho, muchísimo. Encontrarnos en procesos educativos transformadores con una juventud participante tan ricamente diversa y creativa da para mucho.

Contacta con la Coordinadora