25N: Por un mundo de mujeres libres de violencias, desde Andalucía a todos los rincones del mundo

En el día para la eliminación de la violencia hacia las mujeres, desde la Coordinadora Andaluza de ONGD (CAONGD) y la Asociación Sevillana de ONGD (ASONGD) nos sumamos a la fuerza de todas las mujeres que, tanto en nuestras ciudades como en todos los países del mundo, construyen una sociedad guiada por el feminismo, que les permita disfrutar de sus derechos y de una paz basada en la búsqueda del bien común.

Creemos que la solución a las múltiples caras de la violencia que sufren mujeres y niñas de todo el mundo por un sistema machista que impregna todas las facetas de nuestro día a día se basa en la prevención. La lucha en red, la sororidad, el trabajo específico de grupos y organizaciones que trabajan por eliminar la violencia basada en el género requiere de un respaldo global y de políticas financiadas adecuadamente.

Así lo reclama ONU Mujeres, que destaca que la violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más frecuente y generalizada. Una de cada tres mujeres sufren violencia sexual o física al menos una vez a lo largo de sus vidas. Se estima que 736 millones de mujeres —casi una de cada tres— han sufrido violencia física o sexual por parte de la pareja, violencia sexual fuera de la pareja, o ambas formas, al menos una vez en su vida. Más de cuatro de cada cinco mujeres y niñas (el 86%) viven en países sin una sólida protección legal o en países que no disponen fácilmente de los datos.

Para la Agencia de Naciones Unidas, apoyar e invertir en organizaciones por los derechos de las mujeres es fundamental para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas pero, a la vez, es alarmante la escasa cantidad de recursos económicos que los países están comprometiendo para contrarrestarla.

Retroceso en Andalucía

En Andalucía este retroceso  se plasma en el recorte de un 18% del presupuesto en los programas de protección contra la violencia machista, y de un 40% en los programas de promoción de la igualdad, previsto en el proyecto de Ley de Presupuestos para 2024. La lucha contra la violencia machista queda así en el 0,05% del presupuesto andaluz, una cifra que promueve el negacionismo y denota la mínima importancia que le otorga el gobierno de la Junta de Andalucía, en una comunidad que ha registrado más de un tercio de los asesinatos machistas de toda España en lo que va de año.

Igualmente, este proyecto de Ley de Presupuestos recorta la política pública de cooperación para el desarrollo, con una previsión del 0,04% para el próximo año, lo que incide de manera grave en todo el trabajo por la equidad y la erradicación de la violencia hacia mujeres y niñas de decenas de países del Sur Global que se apoya desde Andalucía. Casi el 60% de las intervenciones de las ONGD andaluzas en 2022 está vinculado a la igualdad entre hombres y mujeres, según el último informe de la CAONGD.

La lucha de las mujeres no es solo por la igualdad de género, sino también por el reconocimiento y respeto de sus derechos fundamentales. Enfrentamos desafíos que van desde la violencia de género en el ámbito de la pareja hasta la disparidad salarial y la falta de representación en los espacios de toma de decisiones y en los procesos de construcción de paz. Nos enfrentamos a violencias institucionales y de Estado que, ya sea por acción u omisión, perpetúan un sistema de dominación patriarcal y racista, imposibilitan la ciudadanía plena o el acceso a justicia a muchas mujeres y colectivos vulnerabilizados.

Por poner algunos ejemplos a los que se enfrentan las mujeres andaluzas, destacamos que sufren una triple brecha en el mercado laboral, por razones geográficas y de género, lo que las sitúa en niveles de desempleo superiores a los de la media española y, dentro de Andalucía, también con respecto al colectivo de trabajadores varones; además de recibir salarios medios inferiores. Así lo avalan los datos recabados por las organizaciones sindicales y el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). La tasa de paro femenina en Andalucía es ocho puntos superior a la media nacional, que alcanza el 14,76%.

En el caso de los hogares monomarentales en Andalucía, el 43,3% está en situación de pobreza, casi dos puntos porcentuales más que en 2021.  Save the Children reitera que las mujeres están expuestas a una mayor precariedad y pobreza laboral, hecho que influye en sus tasas de pobreza, desproporcionadamente elevadas. Más de la mitad de estos hogares están en una situación especialmente vulnerable ya que, a pesar de haber descendido los hogares monomarentales en situación de pobreza severa, estos son todavía el 21,8% del total en 2022 (frente al 22,4% en 2021).

En el ámbito educativo, además, el retroceso de la financiación educativa en Andalucía empeora las condiciones de los centros, dificulta la realización de actividades por la igualdad y sobrecarga a las familias con el aumento de precios de las actividades complementarias (comedor, aula matinal y extraescolares).

Compromiso

Como plataformas de ONG de desarrollo, reiteramos nuestro compromiso por trabajar, tanto en nuestra comunidad como en los países con los que cooperamos, en todos los retos pendientes de la igualdad: el descenso de las graves cifras que presenta la violencia basada en el género; el desarrollo legislativo; o el refuerzo institucional para aumentar la confianza de las mujeres y evitar su miedo a presentar denuncias, entre otros.

Recordamos especialmente en esta jornada a las mujeres y niñas que sufren violencia de género en los conflictos armados, donde son utilizadas como botín y violadas como estrategia de terror y forma de tortura. Y pedimos el alto el fuego definitivo en Palestina, donde el genocidio promovido desde el Gobierno de Netanyahu se ceba especialmente con las mujeres y menores.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín
chevron-down