Las ONG de Desarrollo piden a Pedro Sánchez que recupere una política de cooperación, crucial en el contexto mundial que vivimos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Exigen situarla en el centro de la acción exterior para que, en coherencia con los discursos nacionales e internacionales del presidente del Gobierno en funciones, se cumplan los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Reclaman una cooperación orientada a luchar contra la pobreza y la desigualdad, ajena a intereses comerciales, geoestratégicos o de control de fronteras

 Demandan cumplir con el compromiso electoral de alcanzar el 0.5% de la Renta Nacional Bruta para Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) lo que implica, al menos, 800 millones de euros más de presupuesto para esta política

Llaman a la responsabilidad de todos los partidos políticos y recuerdan que es prioritario llegar a los acuerdos que sean necesarios para no celebrar de nuevo elecciones

(Madrid, 27 de agosto de 2019).- Las organizaciones de cooperación se han reunido esta tarde con el presidente del Gobierno en funciones. La reunión se enmarca en la ronda de encuentros que Pedro Sánchez está realizando de cara a la posible formación de un nuevo Gobierno. La ocasión ha sido aprovechada para demandar que España recupere y sitúe en el centro de su acción exterior una cooperación del siglo XXI, como principal herramienta para definir nuestro papel positivo en el mundo y cumplir con la Agenda 2030. Para ello es necesario dotar de fondos a una política pública que ha sufrido enormes recortes en la última década, tanto que España se encuentra a la cola de Europa con un 0,20% de su Renta Nacional Brutal (RNB), por detrás de países como Italia o Irlanda. “Es urgente abordar con seriedad y recursos la política de cooperación al desarrollo en el marco de los compromisos internacionales y de la Agenda del Desarrollo Sostenible (Agenda 2030)”, ha manifestado Andrés R. Amayuelas, Presidente de la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo.

Las organizaciones han demandado decisiones políticas que garanticen una cooperación a la altura de los enormes retos que afrontamos como humanidad:

– Pasar página a la década perdida de la cooperación y garantizar una política de ambiciosa, transformadora y feminista, que defienda los derechos humanos, la sostenibilidad y que ayude a que el resto de políticas también contribuyan a estos objetivos.

– Responder, de este modo, a una ciudadanía que ha demostrado estar comprometida con los desafíos mundiales actuales. Según el Eurobarómetro de 2018, el 66% de la población española considera que la cooperación debe ser una prioridad del Gobierno, siendo este el porcentaje más alto de la UE.

– Hacer realidad el compromiso electoral de destinar el 0,5% de la RNB a la cooperación como paso para llegar al 0,7%. Para ello, será necesario aumentar en los próximos presupuestos generales, al menos, 800 millones de euros para esta política pública.

– Fortalecer las instituciones e instrumentos clave del sistema como son la AECID, la asistencia humanitaria o la educación para la ciudadanía global.

– Defender un concepto de ayuda al desarrollo íntegra y genuina, es decir orientada inequívocamente a la erradicación de la pobreza y la desigualdad y, por tanto, ajena a intereses comerciales, geoestratégicos y de control de fronteras.

– Asegurar que el resto de políticas contribuyen a garantizar los derechos humanos, la igualdad de género y la sostenibilidad en todo el planeta. Eso pasa necesariamente por:

– Un giro en la política migratoria: establecer vías legales y seguras, facilitar el trabajo de las organizaciones que salvan vidas, asumir los compromisos de acogida y promover un discurso positivo sobre la migración. Además, debe acabar con la venta de armas a países en conflicto.

– Aprobar leyes que obliguen a las empresas españolas a garantizar los derechos humanos y el respeto del planeta en todo el mundo. Apostar por el comercio justo.

– Aprobar una Ley de Transición Energética que sea ambiciosa y derogar la conocida como ley mordaza.

Otra de las cuestiones que las organizaciones han puesto sobre la mesa es la necesidad de llegar a acuerdos para la formación de un nuevo Gobierno. “Es el momento de que los partidos políticos estén a la altura de la situación y alcancen acuerdos que permitan poner en marcha políticas que respondan de manera urgente a los desafíos sociales y ambientales”, han manifestado.

Participantes en la reunión: representantes de la Junta de Gobierno de la Coordinadora de Organización de Cooperación para el Desarrollo, las organizaciones de desarrollo miembro del Consejo de Cooperación y otras ONG. Por parte del PSOE, han estado presentes Pedro Sánchez; el secretario de Estado de cooperación, Juan Pablo de la Iglesia; la directora de la AECID, Aina Calvo; y la secretaria de cooperación del PSOE, Ana Belén Fernández Casero.