La CAONGD lamenta la falta de transparencia y escasa participación de las organizaciones sociales en el cambio de criterio para adjudicar las ayudas del Instituto Andaluz de la Mujer

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La CAONGD denuncia el perjuicio para colectivos de mujeres en situación de vulnerabilidad y organizaciones que luchan contra la violencia machista que ha supuesto el cambio de criterio para otorgar las ayudas del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). La resolución definitiva de las subvenciones para promover la igualdad de género y la erradicación de la violencia machista y la exclusión social ha dejado fuera 241 intervenciones de los 317 proyectos aprobados inicialmente. No hay precedentes de un cambio tan drástico en la interpretación de la normativa entre la resolución provisional y la definitiva de estas ayudas, lo que supone una quiebra en las expectativas de derecho de las organizaciones provisionalmente beneficiarias y un perjuicio grave para las personas destinatarias de estas ayudas.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, de la que depende el IAM, alega que las diferencias entre la resolución provisional y la definitiva se deben un cambio en la interpretación normativa por parte de la Intervención General de la Junta de Andalucía. Sin embargo, para la CAONGD la decisión de esta convocatoria se produce de forma inoportuna y con una enorme falta de transparencia hacia las entidades implicadas.

En ese sentido, la CAONGD considera que el IAM debería haber apostado por un mayor diálogo con las organizaciones afectadas, pues la participación efectiva de las organizaciones representativas de la sociedad civil en el diseño, implementación y seguimiento de las políticas públicas es la mejor garantía para evitar que este tipo de decisiones terminen perjudicando a la población más vulnerable, como ha sido el caso. Los colectivos afectados son diversos: mujeres en situación de exclusión social, migrantes, presas o víctimas de trata, entre otros.  

Además, una decisión que se justifica con criterios técnicos llega precisamente en un contexto en el que la ultraderecha hace campaña en contra de la existencia de la violencia machista. Vox, que apoya el Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía, se ha manifestado en más de una ocasión para desprestigiar el trabajo de las ONG que trabajan en este ámbito, pidiendo la «fiscalización» de las ayudas que concede el IAM, como si estas ayudas no estuvieran sometidas a numerosos controles para su adjudicación, seguimiento y justificación.