Ante la alarmante escalada de violencia en Palestina e Israel, nos sumamos al llamado internacional por el respeto a los derechos humanos, al derecho internacional humanitario y la protección de la vida

  • Pedimos que las partes implicadas cesen de manera inmediata los ataques y que apuesten por la negociación como única solución para poner fin al conflicto y alcanzar la paz. Es urgente frenar la escalada de violencia y garantizar la protección de la vida de civiles inocentes.
  • El derecho internacional humanitario debe ser respetado por todas las partes implicadas. Los bienes de carácter civil no pueden ser objeto de ataques.
  • La ayuda humanitaria debe ser garantizada, especialmente a la población que sufre una crisis crónica persistente que ha derivado en una situación extrema de vulnerabilidad. La protección a la población civil debe ser asegurada en todo momento.

Ya son centenares las víctimas civiles en ambas partes y el número de personas muertas y heridas asciende rápidamente. El cese de la violencia debe producirse de manera inmediata para evitar un impacto aún mayor en civiles inocentes, incluidas niñas y niños. Es urgente poner freno a los ataques, no hacerlo solo llevará a mayor derramamiento de sangre y más sufrimiento.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha recordado que “la violencia no puede aportar una solución al conflicto y que sólo mediante la negociación que conduzca a una solución de dos Estados podrá alcanzarse la paz”.

Esta escalada militar demuestra el fracaso de los líderes políticos y la comunidad internacional a la hora de abordar el conflicto. La Coordinadora, junto con otras organizaciones, se sumó el 20 de septiembre al manifiesto por el reconocimiento de Estado Palestino y el cese de la ocupación, para poner fin a la violencia y avanzar hacia la construcción de soluciones duraderas y justas, en línea con el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas.

Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para garantizar que se lleve a cabo un proceso político más amplio que logre poner fin a la ocupación y al bloqueo de Gaza. Un proceso que aborde las cuestiones relativas al estatus final, que incluyen el estatus de Jerusalén, los asentamientos israelíes, las fronteras, la seguridad y los derechos de agua, así como la libertad de movimiento de la población palestina y el derecho al retorno de las personas en la diáspora.

Nuestras organizaciones en la zona ya están evaluando la situación y poniendo en marcha los mecanismos necesarios para garantizar la atención a las víctimas. Todo ello de la mano de las organizaciones sociales locales con quienes trabajamos desde hace décadas.

Por todo ello, demandamos:

  • Acción humanitaria urgente, incluyendo el establecimiento de corredores humanitarias para el movimiento de personas y la entrega de materiales de primera necesidad.
  • Cese inmediato del ataque a instalaciones civiles.
  • Creación de una mesa de negociaciones conforme los principios del derecho internacional que garantice un alto el fuego inmediato. Y que ponga fin al bloqueo sobre la Franja de Gaza, en vigor durante los últimos 15 años.
  • Promoción de soluciones que aborden las causas fundamentales de conflicto.

Por último, hacemos una llamada a la ciudadanía y organizaciones de cooperación para participar activamente en las movilizaciones sociales que se están convocando en diferentes ciudades de nuestro Estado contra la guerra de Israel en Gaza y en defensa del diálogo para el cese de la violencia.

Comunicado de La Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo.

Imagen: Fady Hanona_Oxfam

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
DE LA COORDINADORA

Suscripción al boletín
chevron-down