Médicos del Mundo idea la app SIRIA, tecnología para llamar la atención sobre historias humanas invisibles

Actualidad, Noticias

Médicos del Mundo ha recurrido a una supuesta tecnología emocional para dispositivos móviles para lograr conmover a la audiencia. De la mano de la app SIRIA, la asociación pretende que la ciudadanía conecte con un problema real, cercano y a la vez poco visible: el que sufren las personas que viven bajo el umbral de la pobreza, sin hogar, en situación de exclusión social o las personas refugiadas.

Según datos de Naciones Unidas, 767 millones de seres humanos en el mundo integran este colectivo especialmente vulnerable. Una cifra inmensa que se ha visto incrementada con conflictos armados como la guerra en Siria, causante de la huida de su hogar de más de 6 millones de personas.

Partiendo de la premisa de que los dispositivos móviles son una de las principales ventanas al mundo de la sociedad actual, si no la principal, la asociación humanitaria nos propone un guiño: descargar y probar una app que nos cuenta historias a través de una supuesta inteligencia emocional. La ficción comienza con un “Oye SIRIA” y un asistente artificial “muy humano” nos presenta a los protagonistas de esta simulación.

Detrás de esta voz se esconden realmente las vivencias de hombres y mujeres reales en situación de exclusión social. Historias que podrían ser “las de cualquiera”. Este truco tecnológico forma parte de la nueva campaña de Médicos del Mundo “Oye SIRIA”, creada con el objetivo de captar la atención de nuestra sociedad y desviarla hacia el problema de miles de personas especialmente vulnerables.

Médicos del Mundo ha presentado este vídeo que muestra la reacción de las personas que se prestaron como voluntarias para probar la supuesta app cuando descubrieron que al otro lado de la pantalla del móvil había mujeres y hombres de verdad, que viven situaciones críticas, y no un verdadero asistente virtual. “El resultado confirma que la realidad siempre supera a la ficción. Estas personas necesitan que la sociedad no las olvide”, subraya Nieves Turienzo.

 “Hemos tenido que inventarnos una app con inteligencia artificial para que volvamos a conectar con un problema muy real, para recordar que no hay nada que conmueva más que una historia verdadera”, explica Nieves Turienzo, vicepresidenta de Médicos del Mundo. “Las historias que cuenta nuestra aplicación móvil son las vidas de personas de carne y hueso que han tenido que huir de sus países o que un buen día se encontraron sin hogar, sin derechos o sin cobertura sanitaria y que necesitan nuestra ayuda para salir adelante”, añade.

Historias de una verdad que emociona

Personas como Pastora, una mujer española de 50 años que ha sufrido malos tratos, tiene problemas de salud y un hijo drogodependiente, Magdalena, de 61 años, que llegó a España desde Rumanía con un supuesto contrato de trabajo, pero fue víctima de un engaño y se encontró sin dinero y sin ningún sitio adonde ir. Hoy vive en una residencia de Sevilla. O como Baker, un joven sirio de 24 años que tuvo que escapar de su país, dejando allí a su familia. Llegó a Grecia en una balsa. Ahora vive en Barcelona, mientras continúa sus estudios. O también Jaime, que hasta los 35 años trabajó en hostelería, pero a causa de una depresión lo perdió todo y se vio abocado a vivir en la calle.  

Toda la información sobre la campaña completa, con las historias reales, se recoge en la web www.oyesiriamedicosdelmundo.org.