Más de 1.000 andaluces participan en un proyecto de Madre Coraje que promueve cambiar hábitos para el ‘Buen Vivir’

Actualidad, Noticias

La Asociación Madre Coraje ha presentado los resultados del proyecto ‘Modelo de Desarrollo’ financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Este proyecto ha logrado que, en dos años, más de 1.000 andaluces se hayan implicado en un fin común: incorporar en sus vidas hábitos y pautas diferentes al modelo socioeconómico actual, con perspectiva de género, basado en el modelo del ‘Buen Vivir’ el cual busca el bien común para las personas apoyándose no tanto en la posesión de bienes materiales, sino en la solidaridad, la igualdad y la gratuidad a través del esfuerzo colectivo y el cuidado de la naturaleza.

La presentación de los resultados de este proyecto ha estado presidida por Néstor Fernández, Director de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Jaime Rocha, Presidente en funciones de Madre Coraje, Mª José Bel, Responsable del Área de Educación para el Desarrollo de Madre Coraje y participantes en el proyecto.

Fernández ha destacado la excelente labor que caracteriza a Madre Coraje en la puesta en marcha de sus proyectos y ha recalcado la importancia de “importar modelos de países a los que ayudamos. La cooperación recíproca nos trae de vuelta aprendizajes esenciales”.

Por su parte, Rocha quiso destacar la importancia del voluntariado de Madre Coraje: “Contamos con más de 1.400 personas voluntarias, de ellas un 73% mujeres, personas que deciden tener obligaciones para que otros tengan derechos. Nuestro voluntariado colabora en la preparación de ayuda humanitaria para enviar a Perú, en nuestros mercadillos solidarios, y también en las actividades de Educación para el Desarrollo, para lo cual  Madre Coraje cuenta con un equipo de 30 personas voluntarias formadas y comprometidas”.

‘Modelos de Desarrollo’ ha contado con la implicación y participación de 25 periodistas, 250 ciudadanos y 780 alumnos de institutos de Secundaria de Sevilla, Cádiz, Málaga y Granada. Para estos últimos, se ha contado con el juego de mesa ‘Desafío Global’ en el que cuatro equipos-países compiten para alcanzar el máximo nivel de progreso y desarrollo según la libertad, la igualdad, la solidaridad y el buen vivir que se logre en el transcurso de la partida.

“El sistema genera niveles intolerables de pobreza/exclusión por lo que debemos generar  procesos para la transformación social. Con esta idea perseguimos generar comprensión crítica sobre los diferentes modelos de desarrollo posibles para nuestro mundo y promover propuestas de actuación englobadas en un modelo de desarrollo sostenible basado en el ‘Buen Vivir’”, explicó Bel. “Gran parte de los participantes en este proyecto se han comprometido a modificar al menos una pauta de actuación diaria”, comenta Bel, “pero el mundo no sólo cambiará con nuestras acciones individuales. Además es necesario un cambio de sistema que nos facilite llegar al mundo que queremos, por eso es fundamental  llevar a cabo iniciativas de forma conjunta con otras personas, colectivos…”, concluye.

Además, como producto de estos dos años de proyecto, se ha editado:

  • Un audiovisual periodístico que recoge testimonios de mujeres y hombres (participantes en proyectos de Madre Coraje) que trabajan por un desarrollo alternativo.
  • Un documental interactivo sobre Buen Vivir que sumerge al visitante en este nuevo modelo con el fin de que lo antepongan al modelo actual que está construyendo una sociedad en la que predomina el pensamiento único, la superficialidad, el consumismo y donde peligra la riqueza cultural.
  • Una Guía de El Buen Vivir entre cuyo contenido destaca un directorio de iniciativas para el Buen Vivir a nivel andaluz ya que, tal y como defiende este proyecto, las alternativas existen y deben ser visibilizadas.