Charla-coloquio: ¿Por qué es necesario controlar a las multinacionales?

Organiza:

 

OMAL-Paz con Dignidad y CDHHG


Comienza:

 

15/12/2016


Horario:

 

18:30 horas


Finaliza:

 


Lugar:

 

Centro Social Rey Heredia (Córdoba)


Web:

 

http://www.pazcondignidad.org



OMAL-Paz con Dignidad organizan la charla-coloquio ¿Por qué es necesario controlar a las multinacionales?, que se realizará el jueves 15 de diciembre a las 18,30 horas en el Centro Social Rey Heredia de Córdoba.

Presentará el acto María Reina Salazar Marroquín, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos Hispano Guatemalteca.

Intervendrán:

  • Erika González, del Observatorio de Multinacionales en América Latina –  Paz con Dignidad: Impunidad de las empresas transnacionales y propuestas de control.
  • Elena de Luis, profesora e investigadora: Presentación del estudio del caso “Hidroeléctricas insaciables” y las violaciones a los Derechos Humanos en Guatemala.

Hidroeléctricas insaciables en Guatemala es una investigación de impacto de Hidro Santa Cruz y Renace. Realizada por: Antonio Rodríguez-Carmona y Elena de Luis Romero.

“Estos casos evidencian las violaciones de derechos humanos vinculadas a la actividad de empresas transnacionales que cuentan con la connivencia del antiguo Gobierno de Guatemala de Otto Pérez Molina, ejerciendo violencia y desprotegiendo a la población indígena”, sostienen los autores. Afirman también que “estos casos han provocado una fractura social muy profunda, no solo entre las comunidades urbanas y rurales, sino dentro de las propias familias que se han opuesto a los proyectos en los ríos Cahabón y Canbalam”.

Y en relación a la criminalización explican que “las detenciones y procesos judiciales contra líderes de la defensa del territorio y algunos episodios de asesinatos, lejos de ser experiencias aisladas, son patrones que se repiten en muchos proyectos relacionados con la extracción de recursos naturales. Es necesario introducir en el debate internacional la responsabilidad real de las empresas en la garantía y respeto de los derechos humanos. Los programas de responsabilidad social de las empresas pueden llegar a encubrir violaciones de derechos humanos”.